Páginas

miércoles, 8 de febrero de 2017

"Woods Lane" David Verdejo

"Jimmy sueña. Imagina un mundo bañado por el sol y el canto de los pájaros invadiendo la casita del árbol, mientras llueve al otro lado de la ventana". Pero todo lo que puede hacer Jimmy es soñar, porque ya no es un niño, tiene cuarenta años y pesa cien kilos. Las escaleras para subir a la casita del árbol ya no aguantarían su peso y además, aunque él no lo sabe, su vida está a punto de cambiar para siempre.
Aquella mañana del 25  de agosto de 2016, cuando entra en la cocina, su vista se nubla y se hace la oscuridad mientras la tía Dorothy le grita palabras que no entiende y él va perdiendo el sentido. Cuando recupera la visión, delante de él, unos pies apuntan al techo. La tía Dorothy, tumbada sobre su espalda, parece jugar a "a que roza el tractor con el estómago y se llena de sangre". La mano de Jimmy coge el cuchillo que sale en vertical del cuerpo de su tía y huye corriendo hacia el bosque prohibido que rodea Woods Lane. Hacia Bloods Spring, donde su tía nunca le deja entrar. 
Allí lo encontrará la policia más de veinticuatro horas después, asustado, lleno de sangre y con el arma homicida en las manos. Allí se convertirá en el sospechoso principal del asesinato de su tía, Dorothy Samuels.
Pero algo no le cuadra a la policía Karen Williams de la Oficina del Sheriff. Jimmy siempre ha sido un chico pacífico, un niño de siete años encerrado en un cuerpo adulto, un cerebro que, en algún momento del pasado, Karen no sabe aún por qué, se negó a seguir creciendo y permaneció con toda la ingenuidad, pero también con todos los temores infantiles, prisionero de un cuerpo que, por el contrario, crecía más de lo debido.
Pronto el caso se complica. Jimmy sufre una agresión en la sala de interrogatorios de la oficina del sheriff y una furgoneta verde con un extraño símbolo entra en acción. La investigación ya no se centra en Jimmy y a lo largo de la misma nos iremos encontrando con personajes de lo más curioso e inquietante. 
"El Sheriff no tenía nombre. Nadie sabía como se llamaba. Nunca mostraba su identificación y todos sus registros oficiales los almacenaba bajo llave en aquel despacho". Además, desde hace seis meses, acostumbra a desayunar botella y media de Bourbon, aunque solo los martes. Y algún jueves. Es por eso por lo que Karen hace las veces de Sheriff, ayudada desde hace poco por George "un tipo menudo, joven e ingenuo en un pueblo [...] donde una mala pasada del destino le obligó a cubrir la plaza en la oficina del Sheriff".
Conoceremos al reverendo Cleverance quien guarda en la sacristía un pequeño escritorio de época victoriana que, al apretar un extraño símbolo dibujado, descubre un pequeño cajón oculto en el que guarda un misterioso cuaderno.
Y al Señor H, un siniestro hombre cuya inicial aparece en las revistas de Jimmy, el hombre que lo castiga cuando es malo, cuando su tía lo encierra en el pozo.
La familia Samuels oculta sus secretos. Rencores, suspicacias, una herencia envenenada con una condición difícil de aceptar, delitos, extraños nacimientos, algunos ocultos durante demasiado tiempo. Muchos enigmas que han esperado más de cuarenta años para salir a la luz y envolver con sus tentáculos al inocente Jimmy, a la no tan inocente tía Dorothy.
Y todo ello en una ciudad "llena de polvo y maloliente". Como Ponka City, la ciudad de uno de mis juegos infantiles. Y Woods Lane, en el desierto de Tejas, me la ha recordado tanto que ha sido como si ya la conociera. Leyendo este libro se mastica el polvo del desierto, se suda con los calores del sol inclemente, de ahoga uno con la propia pastosa y polvorienta saliva, se siente la desolación terrible de esos paisajes inmisericordes en los que sus moradores se cuecen al fuego lento de lo conocido en exceso. 
Aunque a veces, en Woods Lane también llueve y, cuando lo hace, lo hace con la furia y el resentimiento de la lluvia por largo tiempo contenida. Las gotas se desploman sobre la tierra con toda la rabia de sus ganas por largo tiempo reprimidas. Aquel 31 de agosto de 2016 "al igual que miles de gotas se precipitaron sobre el suelo con violencia, sin importar si aplastaban una hormiga o ahogaban a un armadillo despistado, así cayó la noticia del segundo crimen sobre cada uno de los estupefactos vecinos".
"Woods Lane" podría estar ambientada en el siglo XIX y sería una  novela policíaca del Oeste, pero está ambientada en 2016. Resultaría igual de creíble en ambas épocas, pues poco ha cambiado la vida en algunos de estos pueblos del sur de Estados Unidos. 
Woods Lane encierra secretos escondidos en los nombres de sus calles, homenajes que nos hablan de "Las uvas de la ira" de Steinbeck y de "Twin Peaks" del David Lynch, no solo la serie, sino también la película de 1992.
Woods Lane conoció tiempos mejores cuando el boom del petróleo, "ya entrados en el siglo XX con su "cultura de la perforación"" dejó el suelo de Tejas como un colador. Pero aquellos años pasaron. Ahora el pueblo es víctima de la crisis, de las hipotecas basuras, de su clima inclemente. Las cosechas se pierden temporada tras temporada y, como en el maravilloso libro de Steinbeck, las familias se vuelven a marchar con sus bártulos hacias otros estados. Aunque tal vez la huida no sea más que la maldición sobrevenida cuando él llegó "Cuando él llegó, todo se fue al traste. Este maldito pueblo nunca ha vuelto a ser lo que fue desde que apareció".
David Verdejo
"Woods Lane" es la primera publicación larga de David Verdejo, nombre con el que firma sus novelas David de la Torre. No es, curiosamente, la primera novela que ha escrito, sino la cuarta, la que ha tenido la suerte de vestirse de largo y asistir al baile de debutantes antes que las demás.
Hasta ahora ha publicado relatos cortos en varias revistas.
En breve, el 18 de febrero, en Alcalá de Henares, presentará la segunda novela, "Alma de cobre", que tiene como personaje central a Lee Johnson, un detective muy particular, protagonista de relatos cortos que ha publicado en la Revista MoonMagazine. Con ellos y con su irreverente y delirante sentido del humor, he disfrutado mucho.
También prepara la publicación de otra novela, la primera escrita, si no me engaño. "El secreto de Pozonegro", ambientada en Alarife, un pueblo cordobés imaginario con una guardia civil, Clara Campoamor, como protagonista. Una gran curiosidad por saber las circunstancias que han llevado a la  guardia civil a llevar un nombre tan emblemático.
Dos nuevas novelas que estoy deseando leer y de las que daré cuenta aquí. 


20 comentarios:

  1. Ya te iba a comentar yo que en Córdoba no hay ningún pueblo con ese nombre pero al ser ficticio, me callo. Seguro que la trama en la que está de por medio el cuerpo de la benemérita está genial. Gracias por la recomendación de hoy.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo ganas de leer esa novela. Una componente de la guardia civil llamad Clara Campoamor, es algo, cuando menos, curioso.
      Esta que comento hoy es muy entretenida y con unos ambientes muy americanos.
      Un beso.

      Eliminar
  2. ¡¡¡¡Hola!!!!
    Menuda pinta, me lo apunto y va a saltarse unos cuantos puestos lo "cuelo" porque me ha apetecido muchísimo.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás qué te parece. Desde luego, es muy entretenida y se lee volando porque es corta.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Iba a leerme uno que me apetecía mucho pero ahora ya no se que hacer porque este también tiene muy buena pinta y como sabes que me gusta mucho el suspense, pues me parece que va a ser el siguiente en que coga entre manos, que alegría me da cuando me encuentro tus recomendaciones. un beso. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por fiarte de mí, Teresa. Este es muy intrigante y entretenido. Se lee en una tarde intensa o en dos más relajadas. Es muy cortito, pero cuenta muchas cosas.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Hola Rosa,
    Como las compañeras me ha gustado lo que nos has contado y me apetece seguir "investigando" en ese niño encerrado en un cuerpo de adulto y los secretos que se esconden detrás de las "puertas cerradas" de las familias.
    No conocía al autor y me parece una buena opción para empezar.
    Gracias por la recomendación, feliz viernes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz viernes y feliz finde para ti también, Conxita. Muchos secretos se esconden en la familia de Jimmy. Espero que te guste desentrañarlos.
      Un beso.

      Eliminar
  5. ¿Otro más para apuntarlo en la lista de lecturas? ¡Veremos!
    Gracias por presentárnosla tan atractiva.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste y te parezca atractiva. Lo es y muy intrigante y entretenida con ambientes muy bien descritos y personajes de todo tipo, algunos muy siniestros.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Mira que no soy yo muy de novela policíaca, thrillers y demás, pero ésta me ha llamado la atención. No sé, será la ambientación o el personaje de Jimmy. De todas formas,no te niego que tengo una cuantas lecturas pendientes que me apetecen más, así que no tengo muy claro que le llegue su turno.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te diré que es una novela policíaca en el más amplio sentido de la palabra. Si no te va mucho el género, no sé si te gustará. Desde luego la ambientación es muy buena y el personaje de Jimmy tierno, a la vez que terriblemente triste. Para los que somos amantes de ese tipo de novelas, está muy bien, pero para los que no os gusta demasiado...
      Un beso.

      Eliminar
  7. hola Rosa! que novela mas llamativa, intrigante y parece relatada estupendamente. nos alegrara buscarla, de hecho ya lo hacemos. gracias y un enorme saludobuho! nos encanta la novela negra!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si os gusta la novela negra y policíaca, sí es una novela ideal para vosotras.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Una vez más me llama poderosamente la atención que un escritor español ambiente sus novelas en EEUU. Una de los atractivos de leer autores españoles, aparte de leer la obra en versión original, es que al describir escenarios que conozco o que me resulten más cercanos, me permiten centrarme mejor en la historia, son manías mías.
    Dado mi mal ritmo lector de los últimos tiempos creo que esta la dejaré pasar.
    Estupenda reseña, Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al ambientarla en Estados Unidos le hace un homenaje a la más pura esencia de la novela negra americana. Tras leer este libro, te queda la sensación de que no hay mejor escenario para la historia que esos pueblos asfixiantes, y no solo por el calor, del más profundo Estados Unidos.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Yo no soy muy del género políciaco pero nos la has contado tan bien, como siempre, que no puedo hacer más que tomar nota de ella y a la lista que se va.
    Gracias por tu reseña, Rosa.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que te guste. Sois muchos los no partidarios del género policíaco. Con lo que me gusta a mí...
      Un beso.

      Eliminar
  10. Parece que con esta novela asistimos al despegue de un nuevo y prometedor autor. El argumento que nos comentas se me hace atractivo, una historia con sus evidencias y sus vericuetos a la vuelta de los cuales se esconden secretos. Yo creo que tiene todos los ingredientes para entretener, como poco. No sé si me alcanzará el tiempo para leerla, pero muchas gracias por la recomendación, Rosa. Como siempre tu reseña es un lujo.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Julia.
      La novela tiene muchos ingredientes interesantes y como no es muy larga, se lee rápido y bien porque además engancha.
      Un beso.

      Eliminar

Puedes dejar un comentario si quieres. No es obligatorio, pero hace una ilusión...